Fiesta de la Misericordia

Las almas mueren a pesar de Mi amarga Pasión. Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de Mi Misericordia. Si no adoran Mi misericordia, morirán para siempre” (Diario 965)

Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. Ese día están abiertas las entrañas de Mi Misericordia. Derramo todo un mar de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de Mi Misericordia” (Diario 699)

La Fiesta de la Misericordia se celebra el primer domingo después de Pascua. En diversas apariciones a Sor Faustina el Señor Jesús expresó el deseo de que se celebrara esta fiesta. Por primera vez Él dijo sobre Su deseo el 22 de febrero de 1931, cuando pidió que se pintara la imagen con la firma: „Jesús, en Ti confío”.

Yo deseo que haya una Fiesta de la Misericordia. Quiero que esta imagen que pintarás con el pincel, sea bendecida con solemnidad el primer domingo después de la Pascua de Resurrección; ese domingo deber ser la Fiesta de la Misericordia” (Diario 49)

“Deseo que el primer domingo después de la Pascua de Resurrección sea la Fiesta de la Misericordia” (Diario 299)

“La Fiesta de la Misericordia ha salido de Mis entrañas, deseo que se celebre solemnemente el primer domingo después de Pascua” (Diario 699)

El alma que se confiese y reciba la Santa Comunión, obtendrá el perdón total de las culpas y de las penas. En ese día están abiertas todas las compuertas divinas a través de las cuales fluyen las gracias. Que ningún alma teme acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como escarlata” (Diario 699)

Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen a la confesión y reciban la Santa Comunión el día de la Fiesta de Mi Misericordia” (Diario 1109)

“En ese día están abiertas todas las compuertas divinas a través de las cuales fluyen las gracias” (Diario 699)

Reúne a todos los pecadores del mundo entero y sumérgelos en el abismo de Mi misericordia. Deseo darme a las almas, deseo las almas, hija Mía. El día de Mi Fiesta, la Fiesta de la Misericordia, recorrerás el mundo entero y traerás a las almas desfallecidas a la fuente de Mi Misericordia. Yo las sanaré y fortificaré” (Diario 206)

“No encontrará alma ninguna la justificación hasta que no se dirija con confianza a Mi misericordia, y por eso el primer domingo después de Pascua ha de ser la Fiesta de la Misericordia. Ese día los sacerdotes han de hablar a las almas sobre Mi misericordia infinita” (Diario 570)

Píde a Mi siervo fiel* que en aquel día hable al mundo entero de esta gran misericordia Mía; que quien se acerque ese día a la Fuente de Vida, recibirá el perdón total de las culpas y de las penas” (Diario 300)

Esta Fiesta ha salido de las entrañas de Mi misericordia y está confirmada en el abismo de Mis gracias. Toda alma que cree y tiene confianza en Mi misericordia, la obtendrá” (Diario 420)

* El beato padre Michał Sopoćko, el confesor de santa Faustina

Más